Wanda Jackson, larga vida a la reina rockabilly

Rescatada a sus 73 años por Jack White (Whitestripes), por fin llega a España para presentar su último disco, The party ain't over. Efectivamente: la fiesta no ha terminado.

31/10/2011 08:30 | Lola Fernández

Foto de Wanda Jackson Tres conciertos la traen a España: el día 3 de noviembre en la Sala Bikini de Barcelona, el 4 en la Sala Heineken de Madrid y el 5, abriendo el Festival de Jazz de Cartagena.

Cuando era una pizpireta chica de Oklahoma, se convirtió en la primera mujer en grabar un tema de rock'n'roll´. Era Let's have a party, o sea, Hagamos una fiesta, y corría 1958. A partir de ese momento, se las arregló para codearse con todos los grandes: Buddy Holly, Elvis, Jerry Lee, Little Richard... Su estilo sensual y su manera de fusionar el rockabilly y el country la hicieron digna merecedora del título de Reina del Rockabilly, género en el que fue (es) una virtuosa no reconocida, ya que nunca llegó a alcanzar la fama de sus colegas, a pesar incluso de un sonado romance con Elvis. A principios de año se editó el disco con el que Jack White ha reivindicado la carrera de Jackson, un personaje a medio camino entre una pelìcula de David Lynch y Jim Henson que, a pesar de su relativo anonimato, ha grabado con él los años recientes al lado de artistas de la talla de The Cramps, Lee Rocker, Dave Alvin y Elvis Costello. Tres conciertos la traen a España: el día 3 en la Sala Bikini de Barcelona, el día 4 en la Sala Heineken de Madrid y el 5, abriendo el Festival de Jazz de Cartagena.

¿Qué le vino a la cabeza cuando Jack White le propuso que grabaran un disco?

Al principio me asusté... No sabía qué podía esperar de mí una estrella del rock tan joven... Empezamos a enviarnos material, luego viajé a Nashville, donde vive, y todo surgió con facilidad, naturalmente. Jack tuvo toda la libertad del mundo, por eso el disco ha salido tan bien. En realidad, no quiso que cambiara mi estilo de ninguna manera, sólo que cantara material nuevo, fresco. Pero siendo más Wanda que nunca. Y funcionó.

Han grabado una canción de Amy Winehouse, You Know That I'm No Good, y creo que ha confesado que le va como anillo al dedo...

Sí... Por una parte, soy una chica buena pero, por otra, puedo ser muy muy mala... Al menos, esa es la imagen que tienen de mí mis fans más jóvenes: la chica dulce con voz sucia. Quizá significa que me convierto en una persona diferente cuando canto esas canciones... Tengo buena reputación, siempre la he tenido, y me he ganado el respeto de todo el mundo como la señora que soy. Estoy orgullosa de ello. Sin embargo, las chicas jóvenes piensan que soy una chica dura de pelar que siempre se sale con la suya y que sabe cómo causar problemas. Pero es sólo por el tipo de canciones que he cantado y por la manera en que las he cantado. Bueno, no pasa nada. Me gusta.

Estás embarcada en plena gira por Europa... ¿Le ha costado volver a la carretera, volver al viejo trabajo de cantante?

Creo que tengo muchísima suerte. No puedo pensar en nadie más feliz que yo en este momento. Creo que todo lo que me está pasando es una bendición del Señor. Tuve unos padres maravillosos que hicieron posible que mis sueños se hicieran realidad. Fui hija única, así que tuve toda la atención y el amor que pude desear. Mi madre cosía la ropa que llevaba en el escenario y mi padre me llevaba a los conciertos y me acompañaba para que no estuviera sola. Pude ganarme la vida haciendo algo que amaba, que amo, pude viajar, conocer a gente interesante... No puedo pensar en otra vida mejor que esta.

en Facebook

Siguenos también en: Twitter Facebook Tumblr Youtube