La ironía del Hipster

  • La ironía de los Hipsters

    La ironía de los Hipsters

    Habitan en festivales de música, fashion weeks o galerías de arte. Son modelos, estilistas, fotógrafos, djs, músicos, diseñadores, actores, directores de cine, todo en uno. Chloë Sevigny es uno de sus iconos.
  • Camisetas, vintages y mercadillos ad hoc

    Camisetas, vintages y mercadillos ad hoc

    Compran shorts de 10 dólares en tiendas de segunda mano, como Salvation Army. Pero si hay que gastarse 530 dólares en una camiseta con gorila de Christopher Kane en Net-à.Porter, que así sea.
  • Mug Hipster

    Mug Hipster

    Les divierten los bigotes postizos hasta en la loza.
  • Alexa Chung, muy light...

    Alexa Chung, muy light...

    Aunque lleva gafas grandes, Alexa Chung es considerada una Hipster light.
  • Nicole Richie, Hipster psché

    Nicole Richie, Hipster psché

    Tiene un toque Hipster, pero la tribu no la considera suya.
  • Charlotte Kemp-Mühl y su novio, Sean Lennon: Hipsters puros

    Charlotte Kemp-Mühl y su novio, Sean Lennon: Hipsters puros

    Charlotte Kemp-Mühl, novia de Sean Lennon, una de las Hipsters más puras, al igual que el hijo del ex-Beatle. No duda en llevar coronas de plumas
  • Charlotte Kemp Muhl, Waris Ahluwalia y Sean Lennon

    Charlotte Kemp Muhl, Waris Ahluwalia y Sean Lennon

    Charlotte Kemp Muhl, Waris Ahluwalia y Sean Lennon, tres Hipster muy muy representativos.
  • Mary Kate Olsen, sí

    Mary Kate Olsen, sí

    Mary Kate Olsen es Hipster, su hermana Ashley, no.
  • ¿Rachel Zoe? ¡Jamás!

    ¿Rachel Zoe? ¡Jamás!

    La famosa estilista de Hollywood no encaja con el perfil Hipster, aunque algunos sí la consideraban ad hoc.
  • Joseph Gordon-Levitt

    Joseph Gordon-Levitt

    Tiene  su propio Tumblr, el blog preferido de los Hipster.
  • Ryan Gosling, emblemático

    Ryan Gosling, emblemático

    Es uno de los actores asiduos al Festival de Coachella: Hipster total.
La subcultura de los hipster nació en los años 40. Se denominaba así a los aficionados al jazz, principalmente bepop. Reinaron en Manhattan y Brooklyn durante la última década y ya se está empezando a hablar de su decadencia Sin embargo, ha evolucionado muchísimo y ahora sus ideales son muy diferentes.

11/02/2013 07:00

Los grupos sociales y las tribus urbanas siempre se han diferenciado, aparte de por sus ideales y características, por la manera de vestir. Tienen un estilo que les define y fácil de reconocer. Góticos, punks, harajuku, hippies, deportistas, pijos, modernos, preppies, raperos, fashion victims, mods, skaters, heavies, ochenteros, geeks, nerds, grunge, surferos... Seguro que al ir leyendo esta lista te habrás imaginado en tu cabeza a cada uno de ellos con un look perfectamente definido.
Los góticos nunca llevarían camisas floreadas y los surferos no se ponen negro si no se trata de bañadores de marca Quiksilver o camisetas de Billabong con un grafiti molón. Hay personas y personajes famosos para cada tribu. Mi gótica favorita es Winona Ryder en Beetlejuice (palidez y negro nunca habían quedado tan bien), el ídolo de los skaters es Tony Hawks, los surferos (jóvenes y mayores) querrían ser Kelly Slater y los geeks sueñan con Steve Jobs y Mark Zuckerberg.

Nacieron en los años 40
De todos estos grupos hay uno más reciente que me parece genial: los hipsters. Esta subcultura nació en los años 40, se denominaba así a los aficionados del jazz, principalmente bepop. Sin embargo, ha evolucionado muchísimo y ahora sus ideales son muy diferentes. Los hipsters han reinado en Manhattan y Brooklyn durante la última década y he incluso ya se está empezando a hablar de su decadencia. Habitan en festivales de música, en fashion weeks, en inauguraciones de tiendas y galerías de arte y en los lugares más insospechados. Son modelos, estilistas, fotógrafos, djs, cantantes, músicos, diseñadores, actores, directores de cine, todo en uno.

Su look
Los hipsters se caracterizan por su look ecléctico, irreverente, e impredecible, pero con puntos en común. Por ejemplo, las cintas en el pelo de abalorios, hilos y demás materiales étnicos. Son un básico para Charlotte Kemp-Mühl (novia de Sean Lennon) una de las hipsters más puras, al igual que el hijo del ex-Beatle. No duda en llevar coronas de plumas al estilo cherokee y posar para la revista Nylon, meca del hip (junto a Vice). Llevan maxigafas, pero no son devotos de Rachel Zoe, portan maxibolsos, pero Nicole Richie no es su icono de estilo. Alexa Chung es una hipster light. Los hipsters dominan el look vagabundo a la perfección y hacen maravillas con el armario de su abuela, pues para ellos nada pasa de moda. Mary-Kate Olsen lo es, su hermana Ashley no. Pueden salir a la calle con el pelo mojado o sin peinar (véase Cory Kennedy), y son los responsables de que los anillos Yves Saint Laurent fueran un éxito total. Compran shorts de 10$ en tiendas de segunda mano como Salvation Army, pero si hay que gastarse 530$ en una camiseta con un gorila de Christopher Kane en Net-à.Porter, que así sea.

Sus tiendas vintage

Aunque la mayoría de su vestuario proceda de tiendas vintage escondidas en las ciudades más perdidas, American Apparel y Urban Outfitters (UO para los amigos) son su paraíso en la Tierra. Para los que prefieren un toque chic francés tienen The Kooples (súper recomendable la revista con el catálogo de cada temporada disponible en sus tiendas). Los bodys de lycra, los tutús, los ponchos y las faldas de flecos conviven en armonía y acaban en combinaciones bastante equilibradas, por muy imposible que parezca. A los hipsters les gustan los triángulos (incluido el instrumento musical de percusión), los bigotes falsos, el estampado de galaxias, usan mucho la palabra 'post-moderno', prefieren Tumblr a Facebook, y por encima de todo, aman la ironía.

Sus ídolos
Los ídolos hipsters son Joseph Gordon-Levitt, que tiene su propio Tumblr en el que promociona su productora independiente hitRECord y que fotografía a los paparazzies cuando le hacen una foto a él, y James Franco, que mientras actúa en películas aclamadas por la crítica da clases en la Universidad de Nueva York y empezará un doctorado en la Universidad de Houston. También está Chloë Sevigny (musa de la marca Opening Ceremony), Ryan Gosling, Arden Wohl, Waris Ahluwalia (diseñador de joyas a la vez que estrella imprescindible en las películas de Wes Anderson) y en general, la mayoría de los asistentes al festival de Coachella. La serie de televisión How to make it in America ha llevado a la pequeña pantalla a este particular grupo. Narra las aventuras de dos jóvenes que intentan triunfar diseñando vaqueros en la ciudad de Nueva York. Sólo se mueven en los ambientes más hip y los diálogos son auténticas perlas. 

Sus libros
Muy recomendable. Ser hipster es un modo de vida en el que se incluyen hasta listas de lectura con los libros imprescindibles para comprender su filosofía. He aquí algunos ejemplos: Shoplifting from American Apparel, por Tao Lin; On the road, de Jack Kerouac. El guardían entre el centeno, de J.D. Salinger; Fight club, de Chuck Palahniuk; Lolita, de Vladimir Nabokov; Nobody belongs here more than you, por Miranda July; yThe Hipster Handbook, por Robert Lanham.


Autora del artículo: Mónica Parga Missatlaplaya

favoritos

en Facebook

Siguenos también en: Twitter Facebook Tumblr Youtube