Eugenia Silva, en la búsqueda de la joya perfecta

Eugenia, que está considerada una de nuestra modelo más internacional, ha colaborado así con el equipo creativo de "Uno de 50" para encontrar la joya perfecta que represente a enclaves tan distintos como Madrid, Barcelona, Paris, Milán, Berlín, Nueva York, Miami, Los Ángeles, Roma o Amberes.

21/06/2013 07:00 | mujer.es

Eugenia Silva colabora con Uno de 50

Coincidiendo son su expansión internacional, Uno de 50 ha decidido contar con la colaboración Eugenia Silva para presentar una selección de piezas que representan las 10 ciudades más importantes del mundo de la moda en donde está presente la marca y con las que la modelo española tiene un fuerte vínculo, ya sea profesional o personal.

La modelo y empresaria ha trasladado su visión del mundo a un total de 11 piezas, donde cada una se inspira en alguno de estos lugares y nos permite a la vez conocer a la Eugenia más bohemia, chic, rockera o indie.

Esta selección de joyas estará disponible desde el mes de julio en todas las tiendas que la marca tiene repartidas por todo el mundo, además de su tienda on-line.

Eugenia compagina su trabajo como modelo con la faceta de empresaria: es propietaria de un bar en Formentera, tiene una productora de cine en Estados Unidos y cría cerdos ibéricos en su finca de Extremadura. Además, ofrece a sus seguidores la visión más personal de su vida desde el blog internacional “All About Eu”.

"La que más me gusta de esta colección es la pulsera que me inspira Madrid, me recuerda a mi niñez. Madrid fue donde me compré mi primera casa, que es la actual. Vivo al lado de mis padres, así es que, cuando ellos vienen de Segovia, donde viven, siempre estoy en su casa", nos cuenta Eugenia.

Eugenia nos habla de lo que más le gusta de las ciudades presentes en la colección:

  • Barcelona me encanta, tan cosmopolita y con mar, es un lujo. Adoro la gente, pasear por el centro, sus restaurantes, el barrio gótico… Me gusta comer al borde del mar. El chiringuito de Escribá es un clásico que no me suelo perder. Las noches más variopintas y divertidas las he pasado en Barcelona.
  • Milán es una ciudad que todo el mundo que dice que es gris, pero yo la encuentro elegante y muy inspiradora. Tienen las mejores tiendas de muebles y unas galerías de arte maravillosas. Siempre como o ceno en Le Langhe. Mi hotel favorito allí es el Principe di Savoia y para un buen masaje me voy al spa del Hotel Bvlgari.
  • París, la ciudad de la moda por excelencia, es maravillosa y siempre la disfruto, tanto en inverno con su frío helador como en verano, viendo a la gente tomar el sol a orillas del Sena. Tengo un lugar favorito y es la plaza de los Vosgos, en Le Marais. Es una plaza super romántica y con mucha historia. El hotel de la Reine es un hotelito que hay alli que es muy especial. No dejo de ir a cenar a Dave, un restaurante vietnamita cuyo dueño es un personaje y además tienen el mejor pollo al limón del mundo.
  • Roma es una ciudad que no me canso de patear, los restaurantes son alucinantes y me quedaria sentada horas y horas en sus plazas viendo pasar la gente. Comer en la terraza de Le Bolognese y ver pasar a la gente es una maravilla. No puedo elegir un sitio porque toda la ciudad es una obra de arte, pero el hotel de Russie es mi favorito y el desayuno que ponen en el patio es todo un must.
  • Madrid es mi ciudad de nacimiento, me gustan sus atardeceres, el cielo, el parque del Oeste, es clásica y siempre acogedora. Los paseos por el barrio de los Austrias, donde siempre encuentras algún rincón nuevo maravilloso. Comer en la terraza de Las Vistillas un plato de pollo frito, ir a comer huevos estrellados al Landó y un brunch a Maricastaña, en el centro, son unos planazos que siempre me divierte repetir. Para cenar elijo Bistro Caripén.
  • Berlín es una ciudad que me atrae por su modernismo, su vanguardia, su evolución. Me gusta La Berlinale, su festival de cine, porque tienen siempre las mejores películas y su director es un crack . Espero poder ir un día invitada a concursar con una película de mi productora, Braven.
  • Amberes, no sé por qué, pero la mayor parte de mis diseñadores favoritos son de allí. Es una ciudad comercial desde sus principios, de intercambio, y esa mezcla influye en su día a día. No hay que perderse la tienda de Dries Van Noten, ya que sus mezclas de tejidos y su amor por la arquitectura lo hacen único.
  • NYC, mi ciudad de adopción, mi ciudad favorita, tengo una relación amor-odio con ella. Cuando no estoy allí la echo de menos. Es única y es especial. Me gusta cenar en Mr. Chow un plato de algas fritas y pollo con salsa de cacahuete. También Sushi Yasuda para el mejor sushi que puedas encontrar, pasear por el Lower East Side para ver como cambia semana a semana… la Frick Collection y la Neue Gallery, son dos museos preciosos y pequeños que puedes ver en una mañana. No dejo de ir a mi rincón favorito en la ciudad, el Reservoir de Central Park.
  • Miami, la ciudad del sol, de los shorts, del spanglish. Una ciudad sexy y divertida, de música cubana y de noches de largas cenas en Casa Tua. Música en directo y paseos por South Beach.
  • Los Angeles, la estoy descubriendo poco a poco y cada vez me gusta más. Tener esas playas tan cerca, esas montañas, hacen que sea especial y la gente es tan variopinta que me resulta interesantísima. Uno de mis restaurantes favoritos es Cecconi's, siempre con mucho barullo y una comida italiana buenísima. También me encanta el restaurante del cocinero José Andrés en el Hotel SLS en Beverly Hills y el Polo Lounge del Beverly Hills Hotel, donde ponen un guacamole exquisito. Para tomar algo por la tarde me gusta el Chateau Marmont y para visitar una buena exposición la Galeria Prism.

Cuando se le pregunta a Eugenia por su estilo contesta "Sobre todo trato de ir cómoda y de tener ropa que viaje bien, que no se arrugue, que sirva un poco tanto para frío como para calor…Vivo siempre de viaje y como tengo casas en Madrid y NYC donde paso la mayor parte de mi tiempo, suelo tener cosas por duplicado, sobre todo las que más me pongo y básicos. También me encanta arreglarme mucho si veo la ocasión, vestidos maravillosos y joyas de ensueño que me hacen mantenerme femenina y con una imagen cuidada. Solo me dejo llevar un poco por el salvajismo cuando estoy en Formentera, que me cuesta hasta llevar zapatos".


en Facebook

Siguenos también en: Twitter Facebook Tumblr Youtube