Verduras al vapor, así se hacen

Las verduras al vapor son muy saludables porque conservan mejor todos los nutrientes y no añaden calorías como sucede con otros métodos de cocción.

25/06/2013 07:00 | Marisa Machín

Verduras al vapor Verduras all vapor

Al no estar en contacto con el agua, las verduras cocinadas al vapor conservan mejor todas sus propiedades nutritivas y al no llevar grasas añadidas son mucho más ligeras porque no añaden calorías. Se pueden servir solas y también como acompañamiento de carnes y pescados, porque su sabor es excelente.

Estos son los secretos de las verduras al vapor

  • Para cocer al vapor se puede utilizar una vaporera eléctrica, o una olla especial. Los alimentos se colocan en un canasto sin que toquen el agua, que se deposita en el fondo de la cacerola. A continuación se tapa y se lleva al fuego; cuando el agua empieza a hervir el vapor que desprende es el que cocina las verduras.
  • Si no se dispone de olla o de vaporera existen en el mercado unos cestillos plegables que se acoplan fácilmente a cualquier tamaño de cazuela, con ellos debe utilizarse muy poca cantidad de agua para que no moje las verduras y vigilar la cocción para que no se quede sin agua, añadiendo si es necesario.
  • Conviene tener preparada agua caliente y vigilar de vez en cuando por si hay que añadir para que el fondo esté siempre esté húmedo. Si se añade agua fría se retardará el tiempo de cocción.
  • Para que la cocción resulte uniforme hay que colocar los tallos o las piezas más gruesas en el fondo de la rejilla y las partes más finas y tiernas encima.
  • Es un método rápido aunque el tiempo dependerá del tipo de verdura que se cocine, pero lo mejor es dejarlas al dente.
  • Si se quiere dar sabor a las verduras se puede hacer añadiendo algunas hierbas o especias en el agua de cocción, o también un poco de vino.

en Facebook

Siguenos también en: Twitter Facebook Tumblr Youtube