Los secretos de una buena paella

relacionadas

Llega el buen tiempo y apetece compartir una paella con los amigos. Seguro que te sale de maravilla, pero aquí te damos unos secretos de los expertos para que todavía te salga mejor.

17/05/2013 07:00 | Marisa Machín

paella (Foto: Thinkstock)

El ingrediente básico de la paella es el arroz, un cereal que combina a la perfección con un montón de ingredientes como carnes, pescados, verduras, legumbres... y todos pueden formar parte de esta receta tan típica española que se puede tomar como plato único.
La combinación de alimentos que lleva la convierte en un plato completo que reúne los nutrientes principales que necesita una dieta equilibrada. El arroz aporta hidratos de carbono, las carnes proteínas y minerales y las verduras fibra y vitaminas.

Para que la paella te quede perfecta
El arroz adecuado es el de grano medio, que mide entre 5 y 6 mm y tarda más en cocer, pero queda suelto. Cuando se cuece correctamente los granos quedan enteros y el almidón del interior absorbe los sabores de los ingredientes con los que se ha preparado.

  • Calcula el doble de agua que de arroz y añade un poco más porque al ser la paella tan ancha se evaporará durante la cocción. Los entendidos en paellas no miden el agua, incluso la echan sobre los ingredientes antes que el arroz y la dejan que se consuma hasta que llegue a los remaches de las asas de la paellera, pero para los no expertos es preferible rehogar el arroz encima de los ingredientes para comprobar la cantidad de grasa que envuelve el arroz. Si es poca es el momento de añadir aceite y si es mucha, de retirarla con una cuchara.
  • Deja el arroz extendido en el fondo de la paellera en una capa que no sobrepase los dos centímetros, junto con los demás ingredientes y no lo muevas. El fuego debe repartirse de forma uniforme por toda la base y no hay que tocar el arroz para que no se rompan los granos, así no quedará pastosa. Si quieres moverla para igualarla coge una de las asas y haz movimientos de vaivén en horizontal.
  • La intensidad del fuego debe de ser fuerte en los diez primeros minutos y luego la puedes ir rebajando gradualmente hasta que pasen 20 minutos que es cuando el arroz quedará casi seco.
  • Luego solo tienes que dejarlo en reposo, mejor tapado con un paño, durante unos cinco minutos y si tiene algo de líquido se absorberá y te quedará un arroz seco y suelto. Si el caldo se evapora antes de terminar la cocción, el arroz se pegará al fondo de la paellera y si se cuece antes de que se evapore el arroz quedará caldoso.

en Facebook

Siguenos también en: Twitter Facebook Tumblr Youtube