Odontología anti-age

Oscurecimiento progresivo del esmalte, retracción de las encías, deformación de la estructura dental… Los dientes también sufren su particular proceso de envejecimiento. Los expertos apuestan por técnicas rápidas y poco invasivas a partir de los 40. He aquí 3 técnicas que evitarán que los años pesen también sobre la boca.

22/04/2013 07:00 | Ana Vallhonrat

Técnicas anti-age para dientes Imagen: Blumarine (L´Estrop)

Oscurecimiento del esmalte, retracción de las encías, deformación de la estructura bucal… El envejecimiento dental tampoco da tregua. Según el Dr. Iván Malagón (www.ivanmalagonortodoncia.com), experto en ortodoncia y ortopedia maxilo-mandibular, hoy los “retoques” breves y poco invasivos son capaces de transformar una boca mayor, pobre o poco lucida en minutos. Estos son algunos de los retoques anti-edad más demandados:

Combo anti-age. Si, los dientes también envejecen. Los signos inequívocos de este declive son el oscurecimiento progresivo del esmalte y la alteración de su forma original a causa de la masticación o los pequeños y eventuales golpes. Para retrasar este envejecimiento o, mejor dicho, para manejarlo lo mejor posible los especialistas apuestan por una combinación de técnicas rápidas y poco invasivas. Según el Dr. Malagón, uno de los procedimientos combinados que más éxito tiene entre los famosos es el que asocia blanqueamiento dental, re-contorneado estético y escultura dental.

Los “aparatos” que amaban a los dientes. Una férula ligera, incolora y de quita y pon. Es el objeto de deseo de las celebrities de más de 30. Concebida hace unos años para transformar bocas ya desarrolladas, alinear apiñamientos sobrevenidos o simplemente mejorar bocas añejas de la manera más discreta, la ortodoncia invisible ha demostrado ser también una herramienta eficaz en la lucha contra el envejecimiento dental. “Gracias a su función correctora, este sistema más que discreto (puede ser colocado solo para estar en casa) devuelve a los dientes su posición correcta, lo que conlleva un alargamiento de su esperanza de vida”, asegura Malagón.

Un golpe de bisturí. A medida que pasan los años las encías se hacen más grandes y terminan por “invadir” los dientes. El resultado es una disminución de su tamaño (el de los dientes) y una boca pobre y envejecida. Para eliminar este efecto los cirujanos maxilofaciales recomiendan un alargamiento coronario, que no es, ni más ni menos, que un “recorte” de la encía con láser o bisturí eléctrico. En una sesión la boca aparece más despejada y limpia, los dientes más grandes y largos y la sonrisa más amplia y jovial. ¿Alguien da más?

en Facebook

Siguenos también en: Twitter Facebook Tumblr Youtube