Zonas frágiles frente al frío

Las manos y los labios son los más perjudicados en los días de frío. Éste ataca la capa hidrolipídica de la piel, ya fina de por sí en esas zonas. Las manos, también expuestas constantemente a los cambios de temperatura, sufren mucho los rigores del invierno. Aprende cómo paliar los daños.

21/01/2013 07:00 | Mamen Infante

Manos y labios sufren con el frio (FOTO: Stradivaruis)

Los labios y el contorno de ojos son las partes del rostro con una piel más fina y delicada. Tienen menos glándulas sebáceas y, como el frío altera la película hidrolipídica que protege la piel y ralentiza la circulación, se produce una vasoconstricción en esas zonas. Los labios tienen una capa de piel demasiado fina que apenas los protege. No tienen glándulas sebáceas que refuercen una capa hidrolipídica eficaz y tampoco tienen glándulas sudoríparas, por lo que les es muy complicado termoregularse. Por eso es importante que, contra la sequedad, la descamación y las grietas, los protejas con un bálsamo labial que tenga protección. Durante todo el invierno, no lo olvides.

El contorno de ojos también sufre
Ya sabes que es la zona con la piel más fina de toda la cara. Por eso es donde siempre te quemas y donde antes salen las arrugas. Tampoco tiene una correcta lubificación y, dado que en invierno la piel se deshidrata más que en verano, necesitas un producto que aporte un plus nutritivo. Si es con SPF, mejor.

Las manos, grandes olvidadas
Con la llegada del frío, las manos están expuestas a agresiones externas que las resecan y deshidratan. Es en esta época del año cuando las notas más agrietadas, resecas y tirantes debido al viento, la lluvia o la nieve. El frío, así como el contacto con detergentes, agua, etc. eliminan el filme hidrolipídico, inexistente en la palma. Marchitamiento, descamación, grietas, inflamaciones, manchas e incluso, dermatitis de contacto, son afecciones comunes que pueden evitarse con el uso continuado de una crema específica. Es imprescindible aplicar cada noche una crema o mascarilla que nutra y repare la piel de nuestras manos, ya que al igual que en la cara es cuando las células se regeneran y están más receptivas a los tratamientos. Si puedes, hazte con una crema de manos que tenga protección solar.

en Facebook

Siguenos también en: Twitter Facebook Tumblr Youtube